Inicio / Cultura / Nueva biblioteca del CCP de San Antonio busca ser un polo cultural

Nueva biblioteca del CCP de San Antonio busca ser un polo cultural

Roberto Bolaño, Gabriel García Márquez, Isabel Allende y Hernán Rivera Letelier son solo algunos de los autores que comparten sus obras en la nueva biblioteca del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de San Antonio. La dependencia, inaugurada el mediodía de este jueves, fue posible gracias a un convenio entre Gendarmería y la Dirección de Archivos, Bibliotecas y Museos (DIBAM).

El trabajo conjunto entre la DIBAM y Gendarmería ha permitido que el día de hoy la gran mayoría de las unidades penitencias de la región cuenten con remozadas bibliotecas, algunas de las cuales abrirán sus puertas oficialmente dentro de las próximas semanas.

El jefe (s) del CCP de San Antonio, capitán José Hermosilla, afirmó que: “Es muy importante para nosotros este tipo de instancias. Tener una biblioteca al interior del penal nos ayuda a nosotros para liberar un poco las tensiones que a diario tenemos. Nos invita a imaginar, nos invita a crecer y a educarnos, que son pilares que nosotros tenemos que explotar y fomentar en la población penal”.

La oportunidad de poder acceder a una literatura tan diversa como la que desde esta semana poseen los reclusos sanantoninos fue destacada por Pilar Berríos, mujer que se encuentra privada de libertad.

“Es maravilloso que podamos tener libros porque con tan solo leer Papelucho uno ya sueña. Me parece muy bien, hay unos libros súper lindos. Tengo la oportunidad de venir para acá a buscar un libro que yo le pueda enseñar a mi hija”.

La entrega de los libros y la administración del espacio estará a cargo del cabo Pedro Gallardo, encargado educacional del CCP.

Fomento Lector

Pero la inauguración, en la cual se presentó el trío musical Kansak Hstan, es solo el primer paso para esta biblioteca que quiere convertirse en un polo de cultura. Así lo deja ver Iratxe Ursua, integrante del plan de servicios inclusivos en recintos penitenciarios de la DIBAM.

“La biblioteca es como el inicio para poder comenzar a hablar de fomento lector o hábito lector, la idea es implementar talleres, conversatorios, diferentes actividades en mediación lectora y para diferentes niveles, no solamente para aquellos internos que tienen un cierto hábito”.

“Estoy más que contenta y no me imaginaba que los resultados fueran estos. Nuestro plan es llegar a las 115 unidades penales que están a cargo de Gendarmería, la idea es llegar a toda la población penal. Este año comenzamos a trabajar también con las concesionadas”, agregó la gestora cultural.

Cabe destacar que en poco más de siete meses ya se han prestado 8000 libros, cantidad que grafica el interés que las personas privadas de libertad han demostrado por la lectura.

Ver además

Más de 750 kilos de carne de venta clandestina fueron decomisados por la autoridad sanitaria en Quilpué.

Tras una denuncia por venta ilegal de carne, personal de salud llegó hasta un domicilio …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *