Inicio / Regional / Hospital Dr. Gustavo Fricke aplica por primera vez en la región nueva técnica quirúrgica para abordar la incontinencia urinaria

Hospital Dr. Gustavo Fricke aplica por primera vez en la región nueva técnica quirúrgica para abordar la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria, que se define como cualquier pérdida involuntaria de orina, representa un problema de salud pública por su alta prevalencia, y aunque no representa un riesgo para la salud, afecta la calidad de vida sicológica, física y social de quienes la padecen, que son mayoritariamente mujeres.

Internacionalmente se ha detectado que afecta hasta un 45% a las mujeres, siendo mayor su proporción en las mayores de 60 años. En ese contexto, la incontinencia puede ser tratada con cambios en el estilo de vida, ejercicio físico, medicamentos e incluso la cirugía. Pero en algunos casos, las cirugías tradicionales no son indicadas para todas las pacientes.

En el marco de un plan de mejora de las prestaciones a pacientes con prolapsos e incontinencias complejas, el Hospital Dr. Gustavo Fricke fue el primer hospital público regional en incorporar la instalación de un hidrogel permanente, no reabsorbible, que permite controlar la incontinencia de esfuerzo, aquella que se produce cuando el movimiento o la actividad física ejerce presión sobre la vejiga.

La primera paciente en la región

Así, una paciente de 58 años, de Puchuncaví, y sobreviviente de cáncer uterino fue la primera en acceder a esta nueva prestación, tras pasar varios años con incontinencia. Este gel insertado en la vejiga, impide que se vacíe cuando la paciente tose, se ríe, o hace algún tipo de fuerza, y que solo orine cuando necesite hacerlo.  

La Dra. Carolina Opazo, uroginecóloga del Hospital Dr. Gustavo Fricke, lo explica así: “Lo que va a hacer este procedimiento es, a través de una cistoscopía mínimamente invasiva, colocar un gel especial que actúa como un implante dentro del cuerpo. Y eso va a generar que en la entrada de la uretra y el cuello vesical, esto colapse con el esfuerzo y luego, cuando la paciente quiera orinar, va a poder orinar. Tiene una tasa de cura entre un 50 y un 70%, con muy bajas complicaciones y con muy buenos resultados porque no tiene mayor efecto adverso”.

Si bien este dispositivo tiene un alto costo, que ronda los dos millones de pesos, está indicado para pacientes jóvenes, que se han sometido a radioterapia o que tienen múltiples cirugías. Tal como lo señala la Dra. Opazo, “porque cada vez más sobreviven las mujeres post operadas de algún cáncer con radioterapia en tratamiento de su cáncer. Sobreviven, pero con todas las secuelas de la incontinencia, de todo tipo”.

Colaboración hospitalaria

Pero este hito fue posible gracias al apoyo de la Dra. Melissa Cifuentes, uróloga especialista quien ya había efectuado antes este tipo de cirugía. Al respecto, la Dra. Cifuentes afirmó que “es súper importante el trabajo colaborativo en este tipo de temas. La tecnología se va renovando rápidamente y es muy importante poder disponibilizar para usuarios y usuarias del sistema público los últimos avances y en ese sentido la colaboración es muy significativa. El Servicio de Uroginecología o de Piso Pélvico del Hospital Van Buren y el Hospital Gustavo Fricke tienen una relación de largos años de colaboración en distintos ámbitos, diagnósticos y terapéuticos, como este caso”.

 

Ver además

Carabinero herido a bala y delincuente fallecido

Cerca de las 21:00 horas en el sector Chorrillos, Pasaje Uno en Viña del Mar, …

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux