Inicio / Regional / Hospital Clínico busca acercar tratamiento con células madres a más personas

Hospital Clínico busca acercar tratamiento con células madres a más personas

A pesar de que las células madres han significado una revolución en materia de medicina regenerativa, esta opción de tratamiento se veía muy lejana y costosa para los pacientes de la Región de Valparaíso. Sin embargo, el Hospital Clínico Viña del Mar (HCVM) acaba de inaugurar una moderna Unidad de Medicina Regenerativa, que permite tratamientos con células madres, ayudadas con ondas de choque y cámara hiperbárica, con valores mucho menores que los registrados en Santiago, ya que la idea es acercar esta posibilidad a muchos más pacientes.

Por ello, esta Unidad permitirá acercar a muchas más personas la posibilidad de curar sus enfermedades a través de la regeneración de tejidos, utilizando células humanas capaces de auto replicarse y diferenciarse.

Originalmente aisladas de un embrión humano, estas poseen la capacidad de transformarse en piel, pulmón, corazón, hueso, cartílago, entre otras posibilidades. Es decir, pueden dar origen a cualquier tipo de célula del cuerpo humano. “Actualmente, es posible extraerlas de la médula ósea, la grasa abdominal, del cordón umbilical y muchas otras zonas y tejidos. Luego, las cultivamos en nuestro laboratorio para diferenciarlas selectivamente al tipo de célula requerido y hacerlas aumentar en número. Este tejido es regresado entonces al paciente, por varios métodos, de acuerdo al protocolo de tratamiento específico para la enfermedad en cada caso”, explica el doctor Leopoldo Parada, traumatólogo del HCVM.

Traumatología

Con dicha técnica se puede producir una gran cantidad de células del mismo paciente. De todas estas posibilidades, en el HCVM está realizando exitosos tratamientos en el área de traumatología, tratando fracturas o defectos de hueso, cartílago, músculo y ligamentos, para tratamiento de lesiones específicas o artrosis, entre otras aplicaciones.

Parada explica que “se trata de un procedimiento realizado en articulaciones como la rodilla y la cadera, en forma ambulatoria o intra operatoria y que en algunos casos, se complementa con una fase de cultivo y expansión en nuestro laboratorio especializado”. Es decir, algunos pacientes necesitan un solo procedimiento, pero si es necesario más células o diferenciadas para generar otros tejidos, se va a un proceso de expansión bajo cultivo.

Ondas de choque y cámara hiperbárica

Lo anterior, se potencia luego con la aplicación de ondas de choque, técnica que derivó de la litotripsia, tratamiento para eliminar los cálculos renales. “Son ondas de energía ultrasónica aplicadas directamente a la zona afectada del paciente, con lo que se obtiene una respuesta regenerativa de los tejidos, creando nuevos vasos sanguíneos y promoviendo una auto reparación bastante efectiva. Se ha determinado que en el mecanismo de acción de esta terapia, está involucrada la activación de células madre especificas ubicadas en los vasos sanguíneos y en los tejidos circundantes”, expone el doctor Parada.

De esta manera, es posible tratar en forma muy simple a un gran número de pacientes que sufren de enfermedades a los tendones de sus hombros (tendinopatía del manguito rotador), bursitis y tendinopatía en la cadera, epicondilitis o codo de tenista, tendinopatia en rodilla, fascitis plantar y problemas enfermedad al Tendón de Aquiles, entre otras.

Finalmente, esta triada virtuosa es complementada con el uso de una cámara hiperbárica, ya que esas células requieren oxigenación, alimentación y la cámara es un muy buen método para aportar oxígeno al cuerpo en cantidades enormes, a lugares donde incluso llega muy poco. Esto acelera el proceso, siendo un muy complemento a las otras terapias.

Ver además

USM, la mejor del país en Ingeniería según ranking norteamericano

Calidad de la investigación y colaboración internacional, son los ejes de evaluación del ranking U.S. …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *