Inicio / Salud / Dan a conocer principales riesgos para la salud en el verano

Dan a conocer principales riesgos para la salud en el verano

Las vacaciones de verano son sinónimo de alegría, descanso y diversión. Sin embargo, si no tomamos ciertas precauciones, podemos vernos aquejados por diversas enfermedades o problemas que pueden afectar nuestra salud.

El Doctor Jorge Miranda, Médico Periocupacional de Hospital Clínico Viña del Mar (HCVM) nos comenta a continuación los principales:

Alergia por picaduras: En esta época, aumenta el contacto de las personas con los insectos. Cuando éstos pican, inyectan sustancias a través de la piel. Si una persona es alérgica, el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada y el organismo libera una serie de sustancias químicas, pudiendo generar, entre otros síntomas: dificultad para respirar, opresión de la garganta, vómitos, dolor abdominal, diarrea, molestias oculares, lesiones en la piel y disminución considerable de la presión arterial; lo que puede provocar mareos y/o pérdida de conciencia.
Ante un cuadro de este tipo puede ser necesario acudir inmediatamente a un servicio de urgencias.

Deshidratación: El aumento del calor hace que perdamos agua sin darnos cuenta, lo que puede generar deshidratación, en especial, en los niños y adultos mayores. Para evitarlo, se recomienda beber como mínimo entre dos y tres litros de agua, u otros líquidos, al día. Es aconsejable además evitar el alcohol e ingerir alimentos ricos en agua, como frutas y verduras.

Si sufre dolor de cabeza, calambres, náuseas o sensación de debilidad, podría estar deshidratado.

Hongos: Se trata de una infección que puede aparecer en cualquier superficie de la piel, sobre todo en pliegues; y sus anexos, como por ejemplo las uñas.

Para evitarla, se recomienda usar sandalias en duchas públicas, usar un calzado con buena ventilación, secar bien todo el cuerpo luego de bañarse, no utilizar mucho tiempo un traje de baño húmedo, y evitar compartir toallas o prendas íntimas, ya que esta infección se contagia fácilmente.

Si a pesar de estos cuidados siente picazón en alguna lesión de la piel, visite a un especialista.

Otitis: Durante el verano, la exposición al agua, en especial si está contaminada, puede producir inflamación de las paredes del oído; la que junto con microorganismos, como por ejemplo las bacterias, pueden producir la molesta otitis.

Sus síntomas son generalmente dolor intenso, y en ocasiones puede producir pérdida de audición, supuración y fiebre.

Para prevenirla, si se va a sumergir, se recomienda hacerlo en lugares con agua limpia y evitar baños prolongados en aguas frías, secar oídos evitando el uso de cotonitos u otros elementos que vayan muy profundo en el conducto auditivo. En algunos casos es recomendable usar tapones óticos; y si existen antecedentes de patologías previas, como otitis crónica, debe evitarse estrictamente la inmersión.

Daños a la piel: Cuidar la piel todo el año es esencial, pero en verano las precauciones deben ser mayores para evitar quemaduras y lesiones que pueden avanzar posteriormente a cáncer. Por ello, si quiere exponerse al sol, debe hacerlo de manera progresiva, usando protectores solares que deben ser aplicados 30 minutos antes, renovando su utilización a menudo. Además, se debe evitar la exposición entre el mediodía y las 16:00 horas. Los niños menores de 3 años no deben ser expuestos de manera directa al sol, debiendo utilizar camisetas, shorts y gorras con protección UV.

Infecciones urinarias: La cistitis o infecciones de las vías urinarias, afectan mayoritariamente a las mujeres, por lo cual es importante que adopten mayores cuidados para prevenir esta infección causada por bacterias.
Se recomienda mantener una adecuada higiene, no usar prendas demasiado ajustadas ni ropa interior sintética. Además se recomienda beber abundante líquido para vaciar la vejiga de forma completa y periódica.
El síntoma más común de esta infección es la sensación de ardor, pudiendo aparecer orina turbia, con fuerte olor o incluso sangre. A esto se le puede sumar la necesidad de orinar incluso cuando la vejiga está vacía, micciones muy frecuentes en cantidad pequeña, malestar en el área pélvica y fiebre.

Intoxicación alimentaria: En verano es muy importante tomar precauciones para evitar alguna intoxicación con alimentos, debido a que el calor otorga más facilidad para su contaminación. Por ello, se hace necesario verificar el buen estado de los alimentos, mantener una buena higiene y manipulación adecuada, además de conservarlos en frío si no se van a ingerir de forma inmediata.

De esta manera, evitaremos sufrir los desagradables síntomas que se producen, como vómitos o diarrea aguda, que son las manifestaciones más frecuentes de este cuadro.

Ver además

ENGIE hace entrega de 3 mil test rápidos al Ministerio Ciencia para apoyar laboratorios universitarios de diagnóstico Covid-19

ENGIE, junto a sus filiales TEN y GNLM, realizaron una donación de 3.000 test rápidos …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *