Inicio / Regional / Contra la violencia machista: más de 20 organizaciones feministas convocan a jornada regional de protesta

Contra la violencia machista: más de 20 organizaciones feministas convocan a jornada regional de protesta

Bajo la consigna “Organizadas, Vivas, Libres y Seguras nos queremos. ¡NI UNA MENOS!” la articulación de 25 organizaciones que integran la Coordinadora 8M a nivel regional, se desplegará  en las comunas de San Antonio, Quillota, Limache, Villa Alemana, Quilpué, Concón, Viña del Mar, Valparaíso y Casablanca con el firme propósito de visibilizar y poner un alto definitivo a la violencia de género, instando categóricamente a las autoridades de Estado a generar en el corto-mediano plazo, políticas públicas, que integrando los diagnósticos que emanen desde organizaciones comunales, pongan un freno definitivo a las violencias y desigualdades históricas.

Impulsar una educación no sexista, una educación sexual integral, contar con una justicia que falle con perspectiva de género, erradicar el acoso callejero, conquistar el derecho a decidir sobre los cuerpos, son sólo algunas de las demandas más sentidas del movimiento. Se trata de transversalizar el género en todos los ámbitos de la vida, que permitan a mujeres y disidencias vivir sin miedo y en plena libertad.

Sin ir más allá Teresa, Marta, Edilia no son cifras ni datos, sino vidas arrebatadas a manos de la violencia machista. Ellas integran el listado de los 11 feminicidios consumados a la fecha en Chile. Pese a ello, el proyecto de Ley Sobre el Derecho de las mujeres a una vida libre de violencia que fue ingresado en enero de 2017, aún descansa en el senado y actualmente se encuentra en segundo trámite constitucional.

Camila Gallardo es hija de Mónica Astorga, víctima de castigo femicida, hecho ocurrido en septiembre de 2021 en la comuna de Viña del Mar. En esta línea, su veredicto es claro: “No vamos a soltar las calles hasta que la justicia nos ayude, hasta que vean que no somos un grupo minoritario. No sé cuántas muertes más se requieren para que el Estado actúe y amplíe los delitos femicidas, como suidicio femicida y el castigo femicida. Debido a esto hay muchas familias sin justicia, hay muchas familias sufriendo por el bullying, por el acoso callejero. Hay niñas que no quieren salir a las calles. Necesitamos sentirnos seguras  y para eso estamos nosotras, para eso nos estamos organizando, para eso vamos a salir a las calles este 8 de abril, para gritar fuerte y seguir acompañando a nuestras compañeras y diciéndoles hasta el final que no están solas. No quiero que ninguna compañera pase por lo que pasé yo, no quiero que nadie tenga que vivir con el dolor con el que yo cargo diariamente”

Voces feministas contra toda violencia

Por su parte, Natalia Corrales vocera de la Coordinadora 8 de Marzo en Valparaíso, explica que “como feministas nuestra urgencia es erradicar las violencias machistas porque creemos que ya es momento de encender las alertas. Precisamente por esta razón es que en conjunto con diversas organizaciones feministas de la región, convocamos a la jornada de protesta para que se comiencen a generar políticas concretas que transversalicen la perspectiva de género en los servicios públicos y principalmente en los tribunales. Es sumamente relevante que las instituciones públicas, que son parte del ciclo que recorre una mujer que vive violencia, estén conectadas, que exista una red que efectivamente funcione, para que sea un real acompañamiento”

Por su parte, desde Quillota Carla Lan de Colectiva Kuyen y Casa Trafol añade que las diversas situaciones de violencias, son un fiel reflejo de lo que “se está viviendo a nivel nacional e internacional. Es algo que se venía ya diagnosticando desde un inicio de la crisis sanitaria, donde todas las violencias que ya existían se agudizaron y se volvieron crónicas.  A dicha crisis sanitaria se le suma también la crisis política previa, contextualizada en la revuelta social de 2019, donde el Estado normalizó otros tipos de violencia como respuesta a las problemáticas sociales, instalando estructuralmente una cultura de la violencia, la cual también vemos reforzada en nuestro territorio”.

Un claro ejemplo lo vemos en las cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE):  previo a la pandemia la brecha laboral era de un 20,6%, es decir, los hombres ocupaban el 73,9% de la fuerza laboral, en tanto las mujeres solo el 53,3% (trimestre móvil noviembre 2019 – enero 2020). Poco más de un año después, en plena crisis social y sanitaria, esta aumentó a un 23,2%. Si bien muchos hombres y mujeres perdieron su fuente laboral, las mujeres se vieron más perjudicadas, ya que además el impacto estuvo mayoritariamente en las áreas de desempeño femenino (alojamiento, servicios de alimentación, comercio, entre otros): según el INE en el trimestre móvil abril – febrero 2021 la participación laboral femenina descendió de un 53,3% a un 45,7%, en tanto la masculina de un 73,9% a un 68,5%.

Es sabido que la desigualdad estructural histórica en el ámbito del trabajo, es sólo una de las múltiples problemáticas sistémicas que se debe superar. Carla considera además, que si bien la violencia de género ha ido en aumento, “la desconfianza también está con respecto a la denuncia, con respecto a seguir esta ruta llena de obstáculos e impunidad, en relación a la respuesta del Estado frente a las situaciones de violencia. Por ejemplo, acá en el territorio, no contamos con la la oferta mínima del Estado, no tenemos un centro de la mujer, tenemos otro espacio que lo viene a reemplazar y que es la Oficina de la Mujer y de Igualdad de Género, de la la Municipalidad de Quillota, las cuales tampoco cuentan ni con la priorización del municipio ni con los recursos necesarios para poder abordar las distintas líneas, con la complejidad que se requiere. Necesitamos una política local que tome en cuenta la complejidad de las violencias que vivimos niñas, mujeres”.

Natalia y Carla ya lo han planteado, y es que las violencias precarizan todos los espacios de la vida y pese a ello, las mujeres sostienen la vida de sus familias, comunidades y territorios. No obstante, el transitar juntxs en lucha y organización, hoy permite seguir corriendo cercos hasta lograr la conquista de derechos. Es un proceso que no se detendrá, y para lo cual es necesario se tomen y ejecuten decisiones urgentes, poniendo en el centro de las Agendas las necesidades de niñxs, mayores, mujeres y disidencias. A través de la convocatoria del próximo viernes 8 de abril, se emplaza a las autoridades e instituciones a que cumplan con las promesas de campaña, con sus deberes y responsabilidades.

Despliegue territorial – feminista

De esta manera, las organizaciones convocantes han diseñado una cartografía de protesta feminista que se desplegará por diversas comunas de la Región, aunando fuerza y organización contra la violencia patriarcal, la desigualdad estructural y la precarización de la vida de mujeres y disidencias.

Desde la Coordinadora 8M de Viña del Mar, Patricia García agrega que “convocamos a todas las mujeres este 8 de abril a las 17:30 horas en el Reloj de Flores para exigir una vida libre de violencia. Porque necesitamos transformaciones radicales que pongan fin a los femicidios, acoso y violencia que sufrimos todas las mujeres en nuestra comuna. Necesitamos un transporte público seguro y para esto urge una educación sexual integral desde la primera infancia, porque nos organizamos, las esperamos,  nos queremos vivas, seguras y libres”

Además de Viña del Mar, se desarrollarán dos marchas al unísono: En la Ciudad Puerto, el punto de encuentro será a las 17:30 horas en Plaza Sotomayor. En el mismo horario comenzará desde Plazuela Chacabuco la marcha en Casablanca.

En la comuna Concón, se realizará una intervención feminista a las 17:30 en el Bandejón Avenida Magallanes. En la provincia de Marga Marga, todas las actividades también se iniciarán a las 17:30 horas: Concentración y Asamblea en la Pileta Ex municipio de Quilpué. En Villa Alemana, la Plaza Belén nuevamente albergará una asamblea e intervención feminista, en tanto que lxs limachinxs podrán reunirse en la asamblea que se realizará en Plaza Brasil.

En este sentido, Pía Gajardo vocera de la coordinadora Feminista 8M Valparaíso, reafirma la necesidad de articulación regional del movimiento, que tomando fuerza en la lucha del ayer, busca construir un futuro que asegure la vida, la justicia y la libertad de las que vendrán:

“Esta convocatoria surge de la necesidad de articularnos ante la explosiva ola de violencia de género que hemos vivido durante estas últimas semanas y que se viene arrastrando debido a la inacción de un Estado ausente que ha dejado mujeres, niñes y disidencias en la más absoluta indefensión.

Es por esto que nos convocamos en diversos territorios del gran Valparaíso, para exigirle al gobierno feminista de Gabriel Boric acciones concretas para abordar esta crisis.La jornada regional se vivirá de diversas formas en los distintos territorios, a través de espacios de agitación, reflexión (asambleas) y protestas.

El objetivo es visibilizar la necesidad de poner nuestras vidas en el centro de la agenda pública nacional y para esto es muy necesario  mantenernos unidas y articuladas.Vemos la unión del movimiento feminista como la única alternativa para poder visibilizar la legítima demanda de que se respete el derecho humano de vivir una vida libre de violencias para los sectores históricamente maltratados y excluidos por el Estado”.

 

Ver además

Compañía de teatro porteña “El Baúl” disputará cuatro galardones en los “Premios Carmen”

En cuatro categorías distintas fue nominada la Compañía de Teatro “El Baúl” para la gala …

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux