Inicio / Regional / Alcalde Jorge Castro se reunió con representantes de la comunidad de la Escuela Ramón Barros Luco

Alcalde Jorge Castro se reunió con representantes de la comunidad de la Escuela Ramón Barros Luco

Tanto representantes del directorio, centro de padres y apoderados, como de la asociación de Ex Alumnas de la escuela Ramón Barros Luco, se reunieron con el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, socializando las distintas etapas en las que se encuentra el inmueble para ser reconstruido y recibiendo una respuesta concreta del jefe comunal.

En primer lugar, se subsanó la situación en la que se encuentran las actuales alumnas de la institución educativa, quienes se encuentran haciendo uso de las dependencias de la Scuola Italiana. Este acuerdo habría sido transitorio una vez acordado a principios de este año que podían ocupar el ala derecha del colegio para realizar sus actividades, pero fueron las gestiones del municipio porteño y la Corporación Municipal de Valparaíso (Cormuval) las que permitirán que las 593 alumnas matriculadas puedan continuar utilizándolas hasta el 2018, año en que se espera finalice la reconstrucción de su antiguo colegio.

Fue el alcalde Jorge Castro quien se encargó de asegurarle a la comitiva que las alumnas permanecerán en aquellas instalaciones hasta que pudiesen resolver sus otros contratiempos, significando un completo compromiso municipal con las alumnas del colegio Ramón Barros Luco.

“Les hemos dado la tranquilidad de que hoy en la corporación existe el ánimo de que, cualquiera sea la circunstancia, vamos a trabajar con el Ministerio de Educación para procurar en que podamos ampliar el arriendo hasta cuando esté o el colegio recuperado en su tradicional edificio, o eventualmente en el proceso de desmunicipalización del 2019 tengamos el establecimiento educacional Ramón Barros Luco”, afirmó el jefe edilicio.

Es gracias a las negociaciones colectivas que es posible trazar los caminos necesarios para otorgarles a las jóvenes de la comunidad Barros Luco la tranquilidad necesaria, ya que además existe un fuerte compromiso de parte del municipio porteño y la Cormuval de sostener este desafío.

“Voy muy contenta y muy conforme de llevar buenas noticias a nuestra comunidad educativa, ya que el alcalde nos ha dado la seguridad de que ellos se la van a jugar por nuestra escuela por ser un edificio patrimonial, por tener el prestigio que tenemos y que, si no es el Ministerio, la Corporación asumirá el arriendo para seguir en las dependencias de la Scuola Italiana”, expresó Angela Díaz, inspectora general de la escuela Ramón Barros Luco.

En segundo lugar y como punto más importante de la reunión, se abordó el proyecto de restauración del inmueble. Fue la Cormuval el organismo que se encargó de elaborar un nuevo diseño, tanto en ingeniería como arquitectura, para levantar finalmente la escuela Ramón Barros Luco, proyecto que ingresó a la Seremi de Desarrollo Social y presentó diez observaciones. De éstas, ocho ya están contestadas y se espera que en las próximas semanas se subsanen las dos restantes para obtener una definitiva Recomendación Favorable (RS).

Una vez contestadas y despachado el proyecto de reconstrucción de la escuela, podrán iniciar los trabajos que levantarán el inmueble histórico y patrimonial, los cuales se llevarán a cabo entre 2017 y 2018.

“Lo que estamos haciendo ahora es esperar que el Ministerio de Educación pueda estudiar el presupuesto de este proyecto de casi siete mil millones de pesos y, rápidamente, pedirle a la ministra que en el presupuesto 2017-2018 esté como glosa presupuestaria la reconstrucción de la escuela Barros Luco. Nosotros estamos optimistas porque pensamos que el ministerio y, en especial, la ministra Adriana Delpiano nos va a ayudar en esto, va a ayudar a la comunidad de la escuela Barros Luco, va a aprobarse este proyecto, su presupuesto, y durante los años estipulados va a ejecutarse el proyecto”, explicó Gustavo Mortara, gerente general de Cormuval.

Quienes están especialmente preocupados por este proceso son los Ex Alumnos del establecimiento educacional ya que han sido parte de las negociaciones permanentemente, por lo que esperan continuar aportando a la reconstrucción de su ex colegio.

“Teniendo esto aprobado ya pasa la pelota al ministerio de Educación, donde nosotros vamos a empezar a catetear para que se puedan acortar los plazos y empiecen rápido a llamar a licitación para que puedan reconstruir de nuevo el colegio y no siga pasando más tiempo porque estamos contra el tiempo, el inmueble está deteriorado y tenemos que luchar para acortar los plazos. Yo veo hasta el momento todo súper bien, se han esclarecido las cosas de que quieren otras universidades el inmueble, pero ya por lo menos hemos aclarado la situación y separando caminos, por lo que de verdad estoy confiada de que vamos por la reconstrucción, lo que me deja más clara y feliz”, afirmó Isabel Soto, presidenta de la Asociación de Ex Alumnos de la escuela Barros Luco.

Por el momento, las 593 alumnas matriculadas podrán funcionar sin ningún inconveniente en las dependencias de la Scuola Italiana y, sin detener el proceso educativo, podrán iniciar en agosto el proceso de matrículas correspondientes para el 2017.

Ver además

Lanzan plataforma para potenciar ventas online de las pymes

Para destacar el rol de las pequeñas y medianas empresas en la economía local y …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *