Inicio / Regional / Mujeres Rapa Nui ofrecerán a los turistas experimentar tradiciones ancestrales

Mujeres Rapa Nui ofrecerán a los turistas experimentar tradiciones ancestrales

Preocupados por la presión extractiva sobre los recursos marinos en Isla de Pascua y el desarrollo sostenible de las comunidades costeras, el Centro de Investigación Marina del Campus Quintay (Cimarq) de la Universidad Andrés Bello (UNAB), desde el año 2010, está desarrollando diversos proyectos que buscan preservar estos recursos y su relación ancestral con el pueblo Rapa Nui, en especial, ante la intensa demanda que ejercen los casi 80 mil turistas que anualmente llegan a dicho territorio insular.

Inicialmente, se trabajó con el sector pesca en aspectos biológicos-pesqueros y con el sector gastronómico, promoviendo una oferta responsable en la carta, considerando la talla y temporada de extracción de ejemplares como la langosta. “En ambos casos, la estrategia fue empoderar a las personas respecto del manejo responsable y las consecuencias de la sobreexplotación. Luego de un trabajo continuo con la comunidad de pescadores, se comenzó a desarrollar un proceso inédito en la Isla, que busca potenciar la labor de mujeres recolectoras de orilla, en torno a la diversificación de sus labores con foco en el turismo de intereses especiales, generando una oferta de expediciones étnico culturales basadas en las costumbres de Rapa Nui”, explicó Diego Ramírez, director del Cimarq.

La idea central de este proyecto, desarrollado con fondos FIC del Gobierno Regional de Valparaíso y el apoyo de la comunidad local, es desarrollar productos turísticos en base a la forma de vida y costumbres de las mujeres recolectoras y de paso contribuir a disminuir la extracción de una especie endémica como es el Caracol Pure, el cual se encuentra bajo la mirada de la comunidad y los expertos por la presión extractiva que sufre. Este recurso se destina en la actualidad exclusivamente como materia prima para la confección de artesanías genuinas de Isla de Pascua. Sin embargo, ante el ingreso de artesanía foránea de escaso valor y la pérdida de mercado, el artesano Rapa Nui se orientó a la producción piezas más simples y de menor valor, lo que contrasta con los diseños ancestrales, sobreexplotando el recurso.

En ese contexto, el proyecto se ejecuta de la mano con la comunidad de mujeres recolectoras, que han ido adquiriendo herramientas y habilidades para ser protagonistas de una nueva oferta de turismo sostenible. El liderazgo de la iniciativa ha recaído en tres reconocidas mujeres de la comunidad Rapa Nui, cultivadoras del arte y la tradición de la etnia, quienes junto a sus colaboradoras han sido acompañadas en el proceso de emprendimiento. Como punto de partida, la iniciativa consideró conocer de cerca emprendimientos similares en el continente, desde el arte en greda de Pomaire, hasta el turismo sostenible que realiza una familia de lafkenches en Valle de Elicura en la Región del Biobio.

Ya en una etapa final de elaboración, los productos turísticos de las emprendedoras Rapa Nui serán sometidos al análisis critico de tour operadores de Isla de Pascua, de forma de evaluar y ajustar la oferta de cara a los turistas.

Viviendo como un Rapa Nui
Las experiencias que podrán vivir los visitantes están enfocadas en tres sectores diferenciados de la isla y estarán a cargo de tres mujeres líderes de Rapa Nui.

Una de ellas es Sara Roe Pakarati. Su padre fue pescador y su madre recolectora de caracoles marinos, por lo que conoció y aprendió desde muy temprana edad la importancia de los recursos naturales, la cultura y las tradiciones de su pueblo, transformándose en una heredera y actual propulsora de la puesta en valor Rapa Nui. El territorio de Sara lo componen Hanga Roa y Hanga Piko, caleta con la que ha trabajado fuertemente los últimos 6 años. La recolección de los caracoles la realiza en Vaihu, sitio en donde históricamente toda su familia ha desarrollado esta labor. Hoy, Sara está construyendo su futuro a través de una iniciativa innovadora y envolvente, que busca cautivar a los turistas. En una media jornada, ella desarrolla un programa de actividades, que le permitirán al visitante generar una relación entre el territorio y el océano, para luego rescatar y poner en valor elementos de la cultura a través de la confección de arte Rapa Nui.

Por su parte, María Atan Pakarati es una mujer multifacética. Pescadora, recolectora, experta en medicina ancestral, artesana, embajadora y defensora del arte Rapa Nui, ha viajado por todo el mundo dando a conocer su cultura y las tradiciones de su etnia. Mujer de carácter y tenaz, tiene una mirada amplia y con claro entendimiento local en relación a la conservación y protección de los abundantes recursos naturales de su territorio, Hanga Ho Onu, sector no intervenido que congrega diversos elementos de campo/mar, y que le permiten tanto a María como a su organización, desarrollar un producto turístico único en Rapa Nui. El visitante podrá experimentar la cotidianidad de una familia de la etnia, a través de la pesca, la recolección, la cosecha en manavai y preparación de alimentos, labores propias del territorio que permitirán generar al turista una perspectiva de respeto, cuidado y conservación de los recursos naturales. María y su familia serán los anfitriones de esta actividad de un día, transmitiéndoles a los visitantes todos los conocimientos ancestrales y propios de la cultura Rapa Nui.

Finalmente, Uri Tuki destaca por su templanza y capacidad de dialogo. Criada a los pies del Ahu Tahai y Ahu Vai Uri, es una mujer que luego de pasar una temporada fuera de la Isla hoy tiene la responsabilidad de aportar a su desarrollo sostenible ocupando como principal herramienta la cultura y el arte Rapa Nui. Su vida se desarrolla en uno de los escenarios más espectaculares de la Isla: Tahai. Este natural e icónico territorio le permitirá a Uri desarrollar un producto turístico cargado de valor cultural. Entre 5 y 10 personas, podrán contemplar la puesta de sol y la aparición de los primeros astros posterior al atardecer, percibiendo constantemente los sonidos del mar, las siluetas de las canoas ancestrales y los cambios de colores en el crepúsculo, contemplando permanentemente los altares ceremoniales más característicos de la Isla. La experiencia culmina con gastronomía Rapa Nui, en donde al compás de los tambores y el ukelele, los visitantes podrán degustar de un típico Tunuahi alrededor del fuego.

Ver además

Culmina obra gruesa de Prefectura y 2 ª Comisaría de San Felipe

A paso firme avanzan las obras de construcción de la nueva Prefectura de Carabineros de …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *