Inicio / Regional / Mesa Regional de la Vulnerabilidad consigue sus primeros objetivos

Mesa Regional de la Vulnerabilidad consigue sus primeros objetivos

La Mesa Regional de la Vulnerabilidad, conformada por la Seremi de Desarrollo Social y Familia de Valparaíso, está teniendo sus primeros frutos concretos. Y eso porque gracias a las gestiones de una serie de entidades, como la Fundación Piensa, la Empresa Puerto Valparaíso, Agunsa y la Cámara Chilena de la Construcción se han conseguido una serie de importantes aportes para las personas que más lo están necesitando en el marco de la pandemia por el Coronavirus.

De hecho, a comienzos de esta semana la Fundación Piensa entregó mil mascarillas para ser entregadas por el Servicio Nacional del Adulto Mayor en diferentes centros de larga estadía y ahora se coordinó la colaboración de la empresa Carozzi, que donó 1.600 paquetes de fideos y 800 unidades (de 200 gramos cada una) de salsas de tomates. Además, dieron 600 kilos de arroz.

En tanto, la tradicional empresa porteña Cambiaso donó 120 cajas (de 100 bolsas cada una) de su producto Té Supremo, las que fueron entregadas a las diferentes organizaciones que de manera coordinada con el Ministerio de Desarrollo Social y Familia trabajan con las personas en situación de calle, como la Fundación Amalegría, la Fundación Don Bosco, la ONG Moviliza y el Hogar de Cristo.

“Estamos muy agradecidos del espíritu solidario y colaboración de las distintas organizaciones que están trabajando en nuestra Mesa Regional de Grupos Vulnerables, particularmente por las que integran la temática de las personas en situación de calle, porque hemos sentido que se han ido incorporando en este sensible tema con el objeto de protegerlos del Covid-19”, comentó el seremi de Desarrollo Social y Familia, Ricardo Figueroa, agregando que “esta importante ayuda va relevando el trabajo en red y el compromiso con la prevención, para seguir ayudando en este terrible momento que estamos pasando todos”.

Figueroa remarcó que “agradecemos a la Fundación Piensa por su gestión, a la Cámara Chilena de la Construcción, a Agunsa y a la Empresa Puerto Valparaíso, porque ellas representan a muchas más empresas que de manera anónima están colaborando y ayudando. Todo esto está dando una señal potente, que es salir adelante entre todos para superar esta terrible pandemia”.

Franco Gandolfo, gerente general de Puerto Valparaíso, indicó que “hemos colaborado entusiastamente en esta instancia que reúne esfuerzos del mundo público y del ámbito privado, liderada por el Seremi de Desarrollo Social, y que cobra especial importancia en esta época compleja para muchas personas en nuestra región. Hay un desafío humanitario enorme al ir en apoyo y atender, sobre todo a los ciudadanos más vulnerables, que son justamente a quienes apunta esta iniciativa que como Puerto Valparaíso seguiremos alentando”.

La Mesa Regional de la Vulnerabilidad también ha sumado importantes aportes por parte de la Cámara Chilena de Construcción con miles de mascarillas desechables, mascarillas lavables, guantes de látex, alcohol gel y protectores faciales, mientras que la Empresa Puerto Valparaíso ha donado mermeladas y un gran número de cajas de café, sin contar que ha prestado sus instalaciones para disponer de un centro de acopio de todos estos aportes.

Agunsa, por su parte, está colaborando con grandes cantidades de toallas de baño desechables, jabón y cloro. Pero no son los únicos, porque a esta cruzada solidaria se ha sumado la familia Caroca-García, los amigos de la LP5N, la familia López-Garretón, la familia Bilbao-Vercellino y la familia Bloise-Larregui, todos con importantes cantidades de ayuda y sin solicitar ningún tipo de publicidad.

Gian Piero Chiappini, presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción, afirmó que “participar en esta mesa regional de la vulnerabilidad ha sido una instancia realmente ejemplificadora de cómo es posible trabajar en equipo de forma unida y colaborativa, para dar satisfacción al cumplimiento de un objetivo común, que en este caso es que podamos ayudar y proteger a las personas vulnerables, especialmente a las que están en situación de calle, estamos agradecidos de colaborar y aportar con nuestro granito de arena, que eso está estrechamente con nuestro objetivo social de apoyo y ayuda a la comunidad”.

Chiappini valoró el aporte de todos los miembros, asegurando que esta es sólo el inicio de una serie de actividades y de instancias que seguirán buscando entregar soluciones concretas a quienes más lo requieren producto de la pandemia.

Juan Pablo Rodríguez, director ejecutivo de la Fundación Piensa, comentó que “somos un centro de estudios regional, por lo que tenemos una vinculación muy grande con la Región de Valparaíso y en ese contexto no podíamos quedar indiferentes, por lo que nos pusimos a disposición de la autoridad, tanto a nivel sanitario, como en lo social y económico. Agradecemos estar en esta mesa y haber podido canalizar ayuda a las personas que más lo necesitan, por lo que van a venir muchas más, tal como lo hicieron Carozzi y Té Supremo, empresas que nacieron acá y ahora tienen un carácter internacional”.

Por último, Carlos Aravena, director regional de la Fundación Don Bosco, que tiene a cargo el Centro de Día en la calle Errázuriz de Valparaíso, agradeció los aportes tanto del Estado como de privados que han tenido para ayudar a las personas en situación de calle. “Queremos agradecer a todos los involucrados por esta gran donación que nos han entregado para que toda la red de organizaciones que trabajan con personas en situación de calle podamos entregar un mejor y más abundante servicio de alimentación…es súper importante que la empresa privada no se olvide de los más vulnerable, por eso les decimos gracias!”, concluyó.

Ver además

Subdere asigna más de $1.300 millones para la ejecución de proyectos en la región

Para continuar apoyando la labor de los municipios, la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo …