Inicio / Regional / Los desafíos de los tres académicos UV que escribirán la nueva Constitución

Los desafíos de los tres académicos UV que escribirán la nueva Constitución

Tras las elecciones desarrolladas el fin de semana pasado, tres profesores de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso resultaron electos como integrantes de la Convención Constitucional que redactará una nueva carta fundamental para Chile.

Se trata de Agustín Squella y Jaime Bassa, quienes lograron un cupo por el distrito 7, y de Christian Viera, quien compitió por el distrito 17, en su natal Curicó.

Lo significativo de este hecho es que estas candidaturas fueron consecuencia directa de la activa y clave participación que han tenido la Universidad de Valparaíso y su Escuela de Derecho desde hace años en la discusión sobre la necesidad de una nueva constitución redactada en democracia.

El profesor Jaime Bassa fue el candidato que más votos obtuvo en el distrito 7, sumando 43.507 preferencias (13,2%). Al respecto, indicó que “los resultados de las elecciones marcan un hito histórico muy importante para el desarrollo de la actividad política, social e institucional del país, porque hay una manifestación de voluntad soberana muy clara en favor de una forma de acción política centrada en los derechos de la ciudadanía, en la participación y en la distribución del poder. Los resultados vistos en conjunto demuestran de que hay una consolidación de un cambio de ciclo político hacia una democracia de mayor intensidad, más representativa y propiamente participativa. En mi caso particular, el hecho de ser la primera mayoría del distrito y la quinta mayoría a nivel nacional me pone en una situación de mucha responsabilidad y creo que es fundamental que los constituyentes seamos capaces de ponernos a disposición de los procesos sociales, interpretarlos, y darles cabida no solo durante el proceso constituyente, sino que también en la incorporación en la nueva constitución de mecanismos de participación ciudadana que permitan proteger efectivamente los derechos civiles y sociales de la ciudadanía”.

Acerca de cómo su labor como profesor de la Universidad de Valparaíso se vinculará al trabajo constituyente, aseguró que “ser académico de una universidad pública como la UV y, además, académico de una unidad con la trayectoria que tiene su Escuela de Derecho me pone en una posición muy privilegiada y muy expectante de cara al trabajo constituyente, por el papel que ha tenido la UV en la protección y defensa de la educación pública, y por el compromiso que ha tenido también la Escuela de Derecho en lo que se refiere al fortalecimiento del pluralismo, la tolerancia y la diversidad como pilares para el fortalecimiento de la democracia, que creo que son elementos fundamentales para la construcción de una sociedad de derechos y centrada en la dignidad individual. Ciertamente, la experiencia de ser integrante de una comunidad académica como esta, de una universidad del estado que ha estado al servicio de la ciudadanía y del país, es un factor muy importante, que va a incidir en la discusión constituyente y va a permitir relevar esa articulación tan necesaria para el país entre el mundo social, el político, el académico, el económico, el gremial, etcétera. Hay una experiencia importante ahí y el proceso constituyente es una muy buena oportunidad para materializar ese compromiso”.

Agustín Squella salió electo por el distrito 7 con 17.710 votos (5,3%). Sobre la experiencia, indicó sentir “alivio por el cese de las exigencias de una campaña para una persona mayor que vio la posibilidad de llegar a formar parte de la convención no como un logro o meta personal, sino como una tarea que percibió algo así como un deber. Decir que uno hace ciertas cosas por deber puede sonar algo pretencioso, pero así no más fue en este caso. Por eso es que atenúo un poco esa afirmación y digo ‘algo así como un deber’. En lo colectivo, no entiendo a quienes se lamentan y hasta se asustan por cómo quedó integrada la convención. Por cierto que, como a todos, me habría gustado que ciertos nombres hubieran quedado en ella, pero, y vista en general, la composición de la convención es un reflejo de la sociedad chilena actual, hasta el punto de que quienes llamaron en su momento a ‘rodear’ la convención quedaron finalmente dentro de ella, y eso es mejor que si hubieran quedado fuera”.

Sobre su experiencia como académico de la UV en relación con su labor como convencional constituyente, indicó que “una parte muy importante de mi formación la debo a nuestra escuela. Entré a ella cuando tenía 17 años y no salí más, involucrándome así en una extensa y extendida conversación con generaciones de estudiantes y colegas de los que he aprendido mucho más de lo que yo pude enseñarles. ¿Qué me llevó a matricularme en ella y no en la otra única Escuela de Derecho que había entonces en nuestra zona? Una intuición. Una buena intuición: la de oler que en ella encontraría diversidad, pluralidad de biografías y puntos de vista, y no solo sobre el derecho, sino también sobre la filosofía, la política, la religión, la sociedad y la vida, algo que me quedó claro ya con las primeras clases que escuché y las primeras conversaciones que sostuve con mis compañeros. Una escuela que a partir de su pluralidad fue creciendo en pluralismo, o sea, en la actitud que consiste en ver la pluralidad como un bien y no como un mal y ni quiera como una amenaza, y creciendo también en aceptación, en racionalidad, en tolerancia. Y lo que espero ahora en el trabajo al interior de la convención es continuar siendo fiel a tales postulados”.

Finalmente, el profesor Christian Viera fue electo por el distrito 17 con un total de 9.143 votos (4,0%). Aseguró que “la campaña electoral ha sido una experiencia inédita en mi vida y muy difícil. Con todo, creo que, en términos políticos, esta era la elección más importante que hemos tenido al menos desde el regreso a la democracia, y significaba la posibilidad de superar el paradigma constitucional heredado de la dictadura militar, por eso era tan importante estar ahí y que la composición de la constituyente fuera lo más representativa del país real, que se había manifestado en el plebiscito de octubre. Lo veo como la posibilidad cierta de poder transformar Chile, un proyecto transformador que suponga mayores condiciones de igualdad y equidad en nuestra futura convivencia política”.

Consultado sobre cómo su rol de profesor de la Universidad de Valparaíso juega un papel en las futuras tareas como convencional constituyente, señaló que “soy profesor de una universidad del estado, y creo que simplemente represento lo que es el paradigma institucional de una entidad estatal, que es abierta, pluralista y tolerante. Esas características de la UV y de la Escuela de Derecho han permitido que nuestros estudiantes también puedan advertir que el mundo es así, que hay diferentes opiniones y perspectivas, y entre todos nos toleramos, aceptamos y respetamos. Ese es el espíritu propio de esta universidad del estado, que yo creo que frente al país queda en una situación muy favorecida, ya que la UV tiene tres de sus profesores electos para la convención, y ninguna otra Escuela de Derecho logra este nivel de representatividad. La universidad lo que hace es responder ante el país frente a las necesidades que éste reclama, y nosotros simplemente lo que estamos haciendo es ponernos al servicio de nuestros compatriotas, que es la vocación de la UV como buena universidad estatal”.

Los 155 convencionales constituyentes iniciarán en julio sus funciones, las cuales llevarán a cabo en dos históricos edificios: la sede del ex Congreso Nacional y el Palacio Pereira, ambas en Santiago. La convención constitucional deberá elaborar y aprobar una propuesta de nueva Constitución en un plazo máximo de nueve meses, el que podrá prorrogarse, por una sola vez, por tres meses.

 

Ver además

Alcaldesa de Papudo realiza lanzamiento del programa Pequeñas localidades en Pullally

Con la presencia de la alcaldesa Claudia Adasme, el seremi de vivienda, Felipe Vergara, el …

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux