Inicio / Regional / Con plantación de un canelo se dio inicio a taller mapuche en la cárcel de Valparaíso

Con plantación de un canelo se dio inicio a taller mapuche en la cárcel de Valparaíso

Con la plantación de un canelo, así culminó la ceremonia mapuche denominada Llellipun y con la que se inició el proyecto “Trekan Kimün Mew” (despertar al saber), en el que participan 26 reclusos y 25 gendarmes y que se extenderá hasta el mes de noviembre. La actividad se efectuó pasadas las 11:00 horas en dependencias del Complejo Penitenciario de Valparaíso.

La ceremonia estuvo presidida por el machi Christian Collipal y la yatiri Slvia Vega Valiente. Además, estuvieron presentes la creadora del proyecto, Libertad Manque, la seremi de justicia Paz Anastasiadis, el director regional de Gendarmería, coronel Tito Barriga y funcionarios de la Universidad de Playa Ancha.

Una vez culminada la rogativa, el machi Collipal, destacó lo inaudito de esta iniciativa, impulsada por la poetisa Libertad Manque y financiada por el Fondart indígena.

“Primera vez que voy a participar en una actividad así. Me parece muy bueno. Mientras más espacio para hacer cosas tenga la gente y oportunidad de adquirir conocimientos lo encuentro positivo. Creo que el conocimiento es como el sol: tiene que alumbrar para todos”.

La positiva visión de esta iniciativa es compartida por el director regional de Gendarmería, coronel Tito Barriga.

“Buscamos que quienes sean parte de las etnias mapuche y aymara puedan ser protagonistas de este proyecto y así promover sus derechos humanos, como también el de nuestros gendarmes, quienes de forma voluntaria expresaron sus deseos de poder participar en esta iniciativa”.

Expectativas

Durante ocho meses distintas personalidades del mundo mapuche visitarán el complejo porteño para efectuar algunos de los talleres que se desarrollarán dos veces a la semana para los reclusos y que contemplan una serie de temáticas, entre las que destacan: historia, medicina ancestral, poesía y derechos indígenas y políticas públicas

Libertad Manque sostuvo que: “Este proyecto fue un peuma, un sueño. Arauco, siempre lo he dicho, no tiene fronteras. (La idea) es despertar el piuque, el corazón, el newen, fuerza. Entonces, lo que se está luchando es que los chiquillos se levanten y sientan el newen de ser mapuches, de ser aymaras”.

Uno de los 25 internos que el próximo lunes 20 asistirá al módulo de historia mapuche y aymara es Luis Pailamilla. Consultado respecto a su parecer frente a este taller el interno afirmó que: “Es bueno saber de la cultura, de las raíces de uno. Vine para acá porque igual me interesó, hay motivación. Nunca había escuchado de una comunidad mapuche adentro de la cárcel”.

Cabe destacar que en el caso de los gendarmes las clases se efectuarán una vez al mes en la casa central de la Universidad de Playa Ancha.

Ver además

UDLA Sede Viña del Mar invita a ciclo de encuentros disciplinares sobre la nueva Constitución

Con el propósito de generar una instancia de encuentro entre la comunidad académica, autoridades nacionales, …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *