Inicio / Regional / Código Infarto de la red del SSVQ beneficia a 154 pacientes en sus primeros 10 meses de trabajo

Código Infarto de la red del SSVQ beneficia a 154 pacientes en sus primeros 10 meses de trabajo

Acortar los tiempos de atención para mejorar el pronóstico de los pacientes que sufren un infarto agudo al miocardio es el objetivo del Código Infarto, protocolo de atención de la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota que ya ha beneficiado a 154 personas en solo 10 meses desde su implementación.

Rayén Gac, jefa del Departamento de Gestión de Urgencias y Desastres de la Subdirección de Gestión Asistencial del SSVQ explica que para la implementación de este nuevo proceso, “el SAMU y la coordinación de la red asistencial ha sido un pilar fundamental” y para ello, cada “posta de atención de nuestro servicio de salud, las 10 unidades de emergencia hospitalaria, y la red de urgencia de atención primaria, conocen el Código Infarto”.

El Código Infarto se inicia con el diagnóstico del médico en cualquier dispositivo de la red de salud y la inmediata coordinación con SAMU, que permite el traslado del paciente a la Unidad de Hemodinamia del Hospital Dr. Gustavo Fricke, donde se le realiza un procedimiento denominado angioplastía primaria, que consiste en la apertura de la arteria tapada que provocó el infarto, en aquellos pacientes que presentan elevación del segmento ST.

El Dr. Felipe Aninat, médico especialista del Servicio de Hemodinamia del Hospital Fricke explica que la angioplastía es “una terapia emergente, que es abrir la arteria coronaria en el pabellón de hemodinamia. La realización de una angioplastía primaria en el menor tiempo posible, luego de sufrir un infarto agudo al miocardio, mejora de manera importante la calidad de vida y disminuye la mortalidad de los pacientes”.

El proyecto comenzó a gestarse porque “no solo queríamos aumentar el volumen de atención, sino que hacerlo mejor, porque esta es una patología que es muy tiempo dependiente. Sabemos que al realizar esta terapia estamos impactando en la sobrevida de los pacientes y mientras más rápido intervenimos, más impacto tenemos en el resultado clínico. La idea es coordinar a través de la red una mejor atención del paciente”, agrega el Dr. Felipe Aninat.

Un llamado que se activa 24/7

Erich Liebig, Jefe de Intervención de la Red SAMU del SSVQ, indica que “el protocolo Código Infarto es un sistema organizado que busca dar respuesta a todos los pacientes que están cruzando un evento coronario agudo. El SAMU, a través del Macro Centro Regulador actúa como el eje de articulación, el cual, es activado desde cualquier establecimiento, ya sea de alta o de baja complejidad”.

El Código Infarto se activa con el llamado del “médico que pesquisa en un paciente síntomas compatibles con un cuadro coronario, mediante un electrocardiograma alterado. El médico, envía la imagen del trazado electrocardiográfico y nosotros, de manera inmediata, nos contactamos con el hemodinamista de turno. A través del sistema telefónico, hacemos una conferencia telefónica en la cual participamos, el hemodinamista, el médico regulador y el médico que está derivando al paciente. Si el caso tiene criterios compatibles para una angioplastia primaria, se despacha de manera inmediata un móvil avanzado desde la base más cercana donde se encuentra el paciente y, a su vez, por profesionales entrenados en manejo de paciente crítico, se traslada con prioridad hacia el centro de referencia que es el Hospital Gustavo Fricke”, produndiza el profesional del SAMU.

Además, indica el Dr. Liebig “en forma paralela, mientras la ambulancia está siendo despachada para el rescate del paciente de manera oportuna, el Macro Centro Regulador activa a todo el equipo de Hemodinamia, incluyendo al tecnólogo médico, enfermero, el técnico paramédico, de modo que estén todos preparados para que durante la llegada del paciente no se pierda ni un minuto valioso en el acceso a su terapia que es la más recomendada”.

Luego que el paciente recibe el tratamiento, es derivado al establecimiento de mayor complejidad más cercano a su domicilio, para lo cual el SAMU “Simultáneamente, también alertamos al centro que va a ser el receptor del paciente una vez que se haga el procedimiento, ya sea, la unidad de paciente crítico de Quillota, de Quilpué o del mismo Hospital Gustavo Fricke, según corresponda”.

El SAMU, además de efectuar la articulación de la red asistencial, monitorea “segundo a segundo, minuto a minuto, cada paso que se esté ejecutando de manera fluida, sin interrupciones, sin caer en nodos críticos. El objetivo principal de este código es sortear todas las dificultades de la atención de urgencia habitual, saltándonos todos los pasos innecesarios que no agregan valor agregado al beneficio del paciente y a su recuperación”, aclara el Dr. Leibig.

Factores de Riesgo

Mauricio Aninat, Jefe del Servicio de Hemodinamia del Hospital Dr. Gustavo Fricke informa que existen diversos factores de riesgo asociados a un infarto agudo al miocardio, tales como “tener diabetes, ser hipertenso, tener antecedentes familiares, fumar, los fumadores son muy propensos a sufrir estos problemas de las arterias”.

Estos factores provocan que “las arterias se tapen por un mecanismo obstructivo producido por la artereosclorosis, en el cual tiene importancia la alimentación, el colesterol, el cigarrillo y todo lo que hablamos, la hipertensión. Mientras más factores de riesgo más posibilidades de tener un infarto. Si esas personas en algún momento comienzan a sentir dolor toráxico tienen que consultar a un servicio de emergencia”.

Ver además

PDI incauta fuegos artificiales en Paso Fronterizo Los Libertadores

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de Los Andes, en una acción coordinada …