Inicio / Regional / Quilpueína dio a luz en hospital Fricke tras embarazo de riesgo

Quilpueína dio a luz en hospital Fricke tras embarazo de riesgo

Una serie de medidas especiales implementó el Hospital Dr. Gustavo Fricke del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, para dar atención a una paciente en condición de discapacidad, para lo cual efectuó un trabajo cooperativo con la Dirección Regional del Servicio Nacional de Discapacidad (SENADIS).

El establecimiento, que atiende patologías de alto riesgo obstétrico para toda la red Viña del Mar Quillota, con más de 2 mil partos atendidos al año, cuenta con una Unidad de Medicina Materno Fetal, y es centro de referencia para prematuro extremo de la región, por lo cual reunía las condiciones para recibir a la paciente y a su futuro hijo, luego de ser derivada desde el Hospital de Quilpué.

Luisa Montoya, de 30 años, posee una neuropatía polineuropatía tipo Charcot Marie Tooth, y explica que si bien el “embarazo fue estresante por el tema del riesgo que tenía, y la estadía en el hospital, la hospitalización fue con condiciones bastante buenas y nos permitió estar con tranquilidad”.

Medidas especiales para garantizar la igualdad

Para asegurar la atención de Luisa Montoya, el hospital implementó diversas acciones: “La paciente requería de algunos elementos de apoyo importantes. Se implementó una sala para ella y se hicieron ajustes fundamentalmente para la atención y la recepción del recién nacido, además de disponer del personal necesario para que ella tuviese una atención personalizada. Eso se logró con éxito, por cuanto la paciente y sus familiares quedaron bastante satisfechos con la atención que se le brindo en Maternidad”, explica el Jefe de Ginecología y Obstetricia, Erasmo Bravo.

Medidas como “una habitación ubicada a escasos metros de la estación de enfermería, próxima también al Servicio de Neonatología, con acceso a baño privado dispuesto en la habitación y llamado de timbre para el personal clínico”, fueron parte de las acciones implementadas, informa la Directora regional de SENADIS, Isabel Zurita.

La Directora Regional destacó el hecho que estos cambios dan cuenta de que el establecimiento posee “la capacidad para atender a una mujer en situación de discapacidad con un embarazo de alto riesgo obstétrico y a su hijo, con los medios tecnológicos y equipos clínicos con diversidad de especialistas, en igualdad de condiciones respecto a cualquier otra paciente. En este sentido, se destaca el refuerzo de personal técnico paramédico y matronas en forma constante, así como también flexibilidad en horarios en algunas prestaciones específicas una vez nacido el niño”.

De acuerdo con el Dr. Erasmo Bravo la atención de este caso sirvió de aprendizaje para los equipos de salud. “Experiencias como ésta nos ponen en alerta para buscar las fórmulas de atención para las pacientes. Es un aprendizaje, con este caso nosotros aprendimos mucho, logramos implementar todas las medidas que se requerían para que todo fuera exitoso y de hecho así lo fue y nos alegramos mucho de eso y, por supuesto, que todo el equipo aprendió bastante”.

Para la paciente, “ha sido todo nuevo, estoy aprendiendo a cuidar a Pablito, nunca había estado con una guagüita, él nos ha enseñado todo lo que es cuidado, amor, paciencia, al principio no sabíamos bien qué era normal, qué estaba bien, qué estaba mal. Ahora, estamos disfrutando. El apoyo que ha existido de parte de las matronas y médicos, confiando que ésto será transitorio y con el apoyo de la entrega de la leche ha sido más tranquilizante. Recibí orientación de la nutricionista y espero que Pablito se vaya recuperando”.

Ver además

Bienes Nacionales devuelve más de $15 millones en excedentes por trámites de regularización

Una excelente noticia recibió la señora Victoria Gamboa del sector de Gómez Carreño, ya que …