Inicio / Regional / Puchuncaví Despierta exigió a la Superintendencia de Medio Ambiente un Estudio de Impacto Ambiental para “Ventanas 3”

Puchuncaví Despierta exigió a la Superintendencia de Medio Ambiente un Estudio de Impacto Ambiental para “Ventanas 3”

Con la firme convicción de evitar los efectos negativos que podría ocasionar en la bahía el proyecto “Ventanas 3” de AES Gener, representantes del movimiento Puchuncaví Despierta llegaron hasta la oficina regional de la Superintendencia de Medio Ambiente para exigir que se ordene a la empresa realizar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) respecto a su iniciativa de planta desalinizadora. Hasta el momento, el proyecto solo cuenta con una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), la que el 2018 bastó para que fuera admitido a trámite.

Ante el inminente avance del proyecto, que el lunes 2 de septiembre fue aprobado de forma unánime en la Comisión Regional de Evaluación Ambiental, desde el movimiento expusieron sus reparos a la iniciativa. En el documento presentado ante la SMA, bajo el patrocinio del abogado Alejandro Chaparro, se detalla que “los efectos medioambientales de la captación y emisión de aguas que plantea realizar el titular… en una zona que ha sido declarada Zona de Protección Litoral… en relación a los volúmenes y composición, será de un impacto significativo”.

Tras la presentación en la SMA, el coordinador de Puchuncaví Despierta, Patricio Vergara, insistió en la importancia de que AES Gener realice un “Estudio de Impacto Ambiental que diga a ciencia cierta cuál va a ser el daño que va a producir en el ecosistema. Nosotros sabemos por otras plantas que ya se han instalado en el país y el mundo que una planta desaladora por cada dos litros de agua que saca devuelve uno con el doble de sal y de otros minerales”, expresó el dirigente. Asimismo, emplazó a la Superintendencia de Medio Ambiente a que “tome cartas en este asunto y, ojalá, eche una mirada para el lado y vea las otras cosas que están sucediendo”.

Igual de enérgico fue el abogado patrocinante, Alejandro Chaparro, quien también insistió en las repercusiones negativas que la planta desalinizadora podría ocasionar a la zona. De hecho, le parece llamativo que “entre gallos y medianoche se ha pretendido aprobar este proyecto que afecta sin lugar a dudas el medioambiente y el ecosistena de la bahía de Ventanas”.

Actualmente el proyecto “Ventanas 3” se encuentra en tramitación en el Servicio de Evaluación Ambiental, donde se determinará si la Declaración de Impacto Ambiental presentada por la empresa es aprobada o no.

Ver además

Conaf entregó este año más de siete mil árboles a sectores urbanos y periurbanos de la región

A pesar de las dificultades asociadas a la pandemia del coronavirus, que impidieron el normal …