Inicio / Deportes / Profesor combate el sedentarismo mediante talleres deportivos en cárcel de Quillota

Profesor combate el sedentarismo mediante talleres deportivos en cárcel de Quillota

Poco más del 80 por ciento de la población naciones es sedentaria, esto según la “Encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deportes 2015”, situación que se repite al interior de las unidades penitenciarias. Con la finalidad de incentivar la práctica deportiva es que Francisco Rojas, profesor de educación física del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Quillota, se encuentra efectuando una serie de talleres con la población penal masculina y femenina.

Con tan solo cuatro meses como encargado deportivo de la unidad, Rojas ha diversificado la oferta deportiva logrando que en la actualidad los reclusos se atrevan a practicar otros deportes además del fútbol, como lo son el básquetbol tenis y ajedrez.

En el caso de los deportes que se juegan con balones, cada clase comienza con acondicionamiento físico, tarea que es fundamental en el proyecto del docente.

“La idea es hacerles entender que el acondicionamiento físico, además de despejarlos, lo tomen como una necesidad de vida. En las primeras ocasiones daban una vuelta a la cancha y estaban ahogados, por lo menos ahora ya dan tres vueltas y no me piden tomar agua de inmediato. Existe un avance con ellos”, expresó el encargado.

En cuanto a las clases de básquetbol, que se realizan los días jueves de 11:00 a 12:00 y de 14:00 a 15:00 horas, el profesor afirmó que: “Este taller comenzó a principios del mes de octubre y busca, en tres meses, una nueva dinámica de funcionamiento deportivo en esta unidad. Integrar talleres de distintas disciplinas, más allá del fútbol. Uno esperaría que solo quisieran jugar, pero aceptan la parte del acondicionamiento, la incorporación de las reglas y, sobretodo, la aplicación de la técnica”.

Sergio Peralta es uno de los 17 jugadores que toman el balón y lo lanzan buscando encestar. Para él este espacio es una oportunidad para acercarse a la libertad, pues “salimos un rato del pabellón, de la cárcel, de lo que es estar preso y volvemos un poco a nuestra niñez. Hay hartas oportunidades. No todos juegan fútbol y hay gente que puede aprender a jugar básquetbol y que también les gusta”.

El profesor, además es el encargado deportivo del CDP de Limache, donde trabaja de forma similar con quienes están privados de libertad.

Ver además

Lanzan plataforma para potenciar ventas online de las pymes

Para destacar el rol de las pequeñas y medianas empresas en la economía local y …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *