Inicio / Ciencia y Tecnología / PIPE: Una cruzada por potenciar las ciencias en niños y niñas

PIPE: Una cruzada por potenciar las ciencias en niños y niñas

¿Recuerdas tu infancia? ¿Qué cosas te llamaban la atención?¿Cuáles eran tus juegos preferidos o qué preguntas te hacías? Los primeros seis años de vida son esenciales para el desarrollo humano. Es en esta etapa que la capacidad de aprender e ir configurando el  cerebro es muchísimo mayor, produciéndose más de dos millones de conexiones neuronales por minuto, por lo que es crucial que niños y niñas reciban estímulos positivos y experiencias significativas.

Además, investigaciones realizadas en distintos lugares del mundo indican que promover la educación en ciencias en edades tempranas es relevante para formar habilidades que nos ayuden a crecer con mayor capacidad de reflexión, desarrollar pensamiento lógico y  ser conscientes con el entorno.

Es por ello que con el fin de contribuir al desarrollo de competencias ligadas a las ciencias en niños y niñas, nace el Programa de Indagación para Primeras Edades (PIPE); iniciativa del Programa Explora del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación y que este 2021 fue implementada por primera vez por el Proyecto Explora Valparaíso.

A través del instrumento, niños y niñas tienen la oportunidad de participar en un proceso que les acerca el valor de las ciencias y les permite comenzar a desarrollar competencias para enfrentar desafíos en su futuro. 

En la instancia, participaron duplas pedagógicas conformadas por Educadoras y Técnicas de Educación Parvularia y Diferencial de establecimientos rurales y urbanos de distintas provincias de la región, logrando llevar con éxito su implementación para más de 400 niños y niñas de todo el territorio regional.

Liliana Farías, Educadora de Párvulos del Jardín Infantil El Velerito de San Antonio cuenta que junto a su dupla Yocelyn Toro, Técnica en Educación Parvularia “quisimos ser parte de PIPE ya que es un tema súper relevante e interesante para nuestro quehacer educativo y sentíamos que nos faltaban algunas herramientas para implementar las ciencias en el aula”. Asimismo, destaca que el trabajo con sus escolares ha sido muy entretenido e innovador. Si bien adaptamos las actividades-propuestas en PIPE- resultó como esperábamos y hasta nos sorprendimos. Los niños y niñas quedaron encantados/as”, reflexiona.

El rol de las Técnicas y Educadoras es clave

Así como Liliana y Yocelyn, más de 50 Educadoras y Técnicas  fueron parte  de esta experiencia que se desarrolló entre julio y noviembre, a través de dos etapas. En un primer momento, las duplas fueron parte de una serie de sesiones sincrónicas virtuales, en las que pudieron revisar y aprender contenidos teóricos y prácticos; para luego pasar a la etapa de implementación, en la que con la ayuda del equipo de Vinculación Escolar de Explora Valparaíso, aplicaron diversos módulos de PIPE en el aula junto a sus estudiantes, adaptando las actividades a sus entornos y realidades.

“El compromiso y el rol de las profesionales de la Educación Parvularia ha sido clave. En este caso, hemos visto cómo el trabajo constante, creativo y colaborativo de las duplas pedagógicas  ha sido fundamental para cumplir los objetivos de PIPE. Son ellas quienes nos han sorprendido con sus ideas, reflexiones y esfuerzos por hacer de esta una iniciativa exitosa”, señala Mabel Keller, directora de Explora Valparaíso, quien agrega además que aproximadamente “un 80% de las participantes cumplieron con creces las expectativas, aplicando PIPE en sus aulas, desarrollando actividades con niños y niñas de manera presencial, online o de forma híbrida ajustándose a  todas las condiciones; y eso es algo que hay que destacar”.

La implementación así como la metodología del programa, son las características que más resaltan sus participantes. Liliana Farías cuenta que lo que más les gustó a ella y a Yocelyn es “lo fácil y sencillo que es implementar las ciencias en el aula a través de PIPE”; mientras  que para su colega Patricia Orellana, Educadora de la Escuela Carolina Ocampo García de San Felipe, lo más destacable es “el aprendizaje de la nueva metodología para implementar el método científico a tempranas edades. También la disponibilidad y asesoría de los y las monitoras del programa, quienes siempre estuvieron atentas a consultas y dudas”.

La profesional agrega además que “a los niños y niñas les gustó, implementar estrategias por etapas, las cuales ellos van experimentando y descubriendo nuevas soluciones, también temas poco cotidianos que tienen pertenencia de su entorno”.

De esta manera, en PIPE el rol de las duplas pedagógicas es clave para a través de la adaptación de las actividades propuestas. A través de la aplicación de los módulos que ofrece el Programa, los niños y niñas van transitando en 4 fases:  la focalización, la experimentación, la reflexión y la aplicación.  Con este camino, se busca fomentar su curiosidad, sus ganas de hacerse preguntas, ayudarles a predecir posibles respuestas y poder obtener conclusiones; todas etapas que están dentro del método científico.

Respecto a las dificultades enfrentadas, ambos establecimientos coinciden que lo más complejo ha sido la implementación de la iniciativa en la pandemia, así como los tiempos y la entrega de requisitos. Patricia Orellana de la Escuela Carolina Ocampo, agrega además que las modificaciones a las actividades de acuerdo a los recursos y realidades de sus estudiantes, ha sido también un trabajo arduo.

A pesar de ello, las participantes destacan lo clave que es la ejecución de programas en esta línea. En palabras de Orellana les ha servido para “implementar actividades en ciencias naturales y considerar lo aprendido en próximas experiencias”.  Agrega además que a ellas las postuló su Director, pero que están  “felices y orgullosas de que nos haya considerado, aprendimos mucho. Fuimos la única escuela rural de nuestro sector que quedó clasificada en el Programa”, señala.

Similar opinión tiene la dupla del Jardín el Velerito, quienes concluyen que “esta iniciativa fue muy importante para nuestro contexto tanto escolar como profesional ya que nos permitió conocer y profundizar en temáticas de indagación científica y cómo implementar y adecuar este programa a nuestra realidad, fortaleciendo las competencias científicas en nuestros niños y niñas”.

Es importante señalar que el 2021 participaron del Programa de Indagación para Primeras Edades 32 duplas pedagógicas, de las cuales 27 implementaron exitosamente el proceso. Asimismo, la iniciativa tuvo una ejecución marcada por la colaboración con el Proyecto Explora Coquimbo, y la aplicación de los Principios Explora: Equidad de Género, Interculturalidad, Derechos de niños y niñas además de la Inclusión. 

Asimismo es importante destacar que los más de 400 niños y niñas impactados por esta experiencia provienen de establecimientos ubicados en La Calera, Limache, Llay Llay, Los Andes, Nogales, Quillota, Quilpué, San Antonio, San Felipe, Santa María, Santo Domingo, Valparaíso y Villa Alemana.

Si quieres conocer más sobre este Programa y otras instancias ejecutadas por Explora Valparaíso te invitamos a seguir a @exploravalpo en facebook, twitter e instagram o a visitar www.explora.cl/valparaiso.

 

 

Ver además

Estos son los cortes de tránsito por el día de la Virgen en Lo Vásquez

Con motivo de la peregrinación al Santuario de Lo Vásquez, para celebrar la festividad de …

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux