Inicio / Ciencia y Tecnología / Nave privada japonesa perdió comunicación con la Tierra al intentar aterrizar en la Luna
Representación de un artista del módulo de aterrizaje HAKUTO-R de ispace en la superficie de la luna. (ISPACE)

Nave privada japonesa perdió comunicación con la Tierra al intentar aterrizar en la Luna

Mientras distintos gobiernos ya planifican la vuelta del ser humano a la Luna, una empresa privada japonesa buscó hacer historia y convertirse en la primera misión comercial en arribar a nuestro satélite natural. Pero algo no salió bien y al momento de tocar la superficie selenita, la sonda perdió comunicación con la Tierra.

Se trata del módulo de aterrizaje lunar Hakuto-R Mission 1 construido por la empresa ispace que fue lanzado con éxito por un cohete SpaceX Falcon 9 el pasado 11 de diciembre de 2022 y hoy intentó arribar a la Luna alrededor de la 1:40 a.m. hora de Japón.

La nave espacial realizó un largo viaje de cinco meses a la luna para ahorrar costos de combustible. Completó con éxito una maniobra de inyección orbital, que impulsó a HAKUTO-R a la órbita lunar, el 21 de marzo y a su maniobra final de hoy.

El intento de ispace de aterrizar en la luna fue transmitido en vivo en Youtube. Durante la secuencia de aterrizaje, la nave espacial realizó una quema de motor de frenado para reducir la velocidad desde la órbita. Con una serie de comandos preestablecidos, el módulo de aterrizaje ajustó su orientación y velocidad para aterrizar suavemente en la superficie lunar.

Las personas de todo el mundo que sintonizaron la transmisión en vivo tuvieron una vista dentro del centro de control de la misión de la compañía en Tokio. La misión es una de varias misiones lunares comerciales que se llevarán a cabo próximamente. Otros en preparación son una consecuencia del Programa de Servicios de Carga Útil Lunar Comercial de la NASA, establecido en 2018 para reclutar al sector privado. La compañía ispace, una startup especializada en vehículos de aterrizaje, no pudo participar directamente en el programa de la NASA porque no es una empresa estadounidense, pero está colaborando en un contrato liderado por Draper Technologies con sede en Massachusetts para aterrizar en la Luna en 2025.

“Veo esto como el comienzo de una nueva fase de misiones comerciales a la (luna) con 3 lanzamientos esperados desde Estados Unidos en 2023″, dijo Thomas Zurbuchen, ex jefe de ciencia de la NASA, en un tuit.

Aunque es dudoso hasta ahora, el posible éxito marcaría una buena noticia respecto a los recientes reveses que ha enfrentado Japón en la tecnología espacial, donde tiene grandes ambiciones de construir una industria nacional, incluido el objetivo de enviar astronautas japoneses a la luna a fines de la década de 2020.

En uno de los mayores golpes, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) perdió el mes pasado su nuevo cohete H3 de elevación media debido a la destrucción manual forzada después de llegar al espacio. Eso fue menos de cinco meses desde que el cohete Epsilon de combustible sólido de JAXA falló después del lanzamiento en octubre.

Fuente: infobae

Ver además

Físicos chilenos participan en la creación de “moléculas” de luz mediante la fusión de fibras ópticas

El trabajo, desarrollado por investigadores de la Universidad de Chile junto a científicos de Alemania …

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux