Inicio / Regional / Joven que rayó Monumento Histórico pidió disculpas públicas a Valparaíso

Joven que rayó Monumento Histórico pidió disculpas públicas a Valparaíso

Disculpas públicas a las autoridades y a los habitantes de Valparaíso pidió el joven Nicolás Martínez, que en abril del año 2014 rayó la Scuola Italiana, edificio declarado Monumento Nacional Histórico ubicado en la Avenida Pedro Montt en el plan de la ciudad.

Hasta la Scuola Italiana llegó Martínez para leer ante el jefe comunal porteño, el presidente de la Societa Italiana D´Istruzione, Gian Franco Rosso, y los medios de prensa de la zona su declaración pública donde reconoció que rayó el establecimiento educacional pero sin saber que se trataba de un edificio patrimonial que además estaba en proceso de restauración de fachada.

“He tomado real y sincera conciencia del daño que causé a la Scuola Italiana en particular, y a la ciudad de Valparaíso en general. Asumo por completo la responsabilidad que me cabe y he venido personalmente a expresar mis más sinceras disculpas. A la comunidad escolar, al alcalde, a las autoridades y habitantes de la comuna pues mis rayados no sólo afectaron a una institución y propiedad privada, sino que perjudicaron un esfuerzo importante del colegio y de los órganos públicos por contribuir al hermoseamiento de Valparaíso, a su desarrollo patrimonial y en definitiva, a una iniciativa importante destinada a mejorar la calidad de vida de los porteños”, expresó el joven.

Finalmente, Nicolás Martínez, hizo un llamado a no rayar la ciudad en propiedades públicas y privadas sin permiso previo. “Valparaíso, su patrimonio, sus edificios y su gente merecen el respeto de todos, y nuestras manifestaciones e intereses individuales, incluso por muy justos que nos puedan parecer, deben tener como límite ese respeto. El daño que se causa es inmenso y lamento haber tomado conciencia de ello sólo después de rayar. Invito a todos a informarse, conocer de la gravedad de estos actos, de su regulación legal, sanciones y por sobre todo, evitarlos desde ahora en adelante”.

Palabras y acto que fue valorado por el alcalde Jorge Castro, quien expresó que “hemos venido en representación de la ciudad a ser testigos de este reconocimiento público de rayar la ciudad. Este tipo de rayados ocurren en distintos puntos de la ciudad y de la mano de este reconocimiento y disculpas queremos dar el vamos a la segunda fase de la campaña Juégale Limpio a Valparaíso que signifique tener respeto y cuidad tanto por los inmuebles privados como público y esperamos contar con la juventud y con todos los ciudadanos incluso aquellos que no tienen conocimiento de nuestra declaratoria de Patrimonio de la Humanidad. Ojalá actos como estos no se vuelvan a repetir en la ciudad. Hace mucho tiempo este tipo de faltas están claramente sin poder ser sancionadas con la severidad que debería ser. Hoy estamos viendo como termina la etapa de un atentado que sufrió esta escuela y respetamos las acciones judiciales presentadas por el colegio que finalmente llegó a estas disculpas y este acto lo cerramos aquí. Aunque esperamos que por el profuso daño que ocasionan los rayados sean duramente sancionados”.

De acuerdo a lo explicado por Gian Franco Rosso “como víctima de los rayados (la scuola) ante la posibilidad de tener una salida alternativa para quien estaba siendo perseguido penalmente hemos preferido ante soluciones como indemnización de perjuicios o bien sanciones como trabajo comunitarios, realizar una actuación distinta y educativa para la población y por eso le hemos pedido a Nicolás Martínez que efectué esta declaración pública y sobre todo que haga un llamado a la población a tomar conciencia de nuestros edificios patrimoniales y del daño que significan estos rayados. Estamos conformes y creemos en el arrepentimiento de Nicolás”.

Por su parte, la encargada de la Dirección de Gestión Patrimonial del Municipio, Paulina Kaplan, señaló que el edificio afectado es de gran relevancia patrimonial e histórica. “Tiene mucha importancia por su arquitectura racionalista que tiene que ver con un periodo histórico entre 1920 y 1940. Este edificio es un Monumento Histórico y esa es la mayor categoría dentro de lo que significa el tema patrimonial. Por lo tanto si es dañado significa que no hay respeto al patrimonio material pero también inmaterial por la comunidad que hay detrás que lo preserva. El compromiso de la comunidad por estos edificios, por su valor arquitectónico pero histórico, que le permitieron la declaratoria de Ciudad Patrimonio de la Humanidad a Valparaíso debe ser mayor”.

Ver además

Obras de conservación del tradicional edificio de Derecho UV entran en etapa final

En óptimas condiciones, entrando en su etapa final y augurando una próxima entrega, se encuentran …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *