Inicio / Regional / Comunidad evangélica porteña celebra los 13 años de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad

Comunidad evangélica porteña celebra los 13 años de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad

A pesar de no encontrarse en el calendario oficial, la comunidad evangélica y protestante de Valparaíso no quise restarse de las celebraciones de la ciudad por su 13° aniversario como Patrimonio de la Humanidad. Es por esto que hicieron un llamado abierto a todos los porteños que se quisieran sumar al Culto de Acción de Gracias en la Iglesia Misionera Pentecostés.

Lo que hizo que esta jornada fuera particularmente especial fue que los fieles pudieron disfrutar de un inmueble histórico el cual se encuentra en plena restauración. Gracias al Fondo del Patrimonio entregado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la Iglesia Misionera Pentecostés cuenta con $86.641.986 para restaurar su fachada y reconstruir el tercer piso, intervención que se veía necesaria debido a la declaración del inmueble como Monumento Histórico en 2001 y es representativo de los primeros movimientos evangélicos a principios del siglo XX en Chile.

Destacando la importante historia detrás del templo, así como la celebración de los 13 años de Valparaíso como ciudad Patrimonio de la Humanidad, es que el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, afirmó que “hemos llegado hasta esta iglesia para poder darle gracias a Dios por los 13 años denominación de la ciudad, y también porque se han hecho obras importantes. Estamos agradecidos de que este entorno patrimonial de la comunidad evangélica haya saltado para decir que esto es importante, ya que está en el sitio del Patrimonio de la Humanidad y se ha hecho una recuperación por la que hay que dar gracias, donde se aprovechó cada peso para dejarla en un excelente nivel”.

Para elaborar el diseño de reconstrucción del tercer piso y la recuperación de fachada, la dirección de Patrimonio de la Municipalidad de Valparaíso participó activamente, facilitando profesionales en el área. Asimismo, el factor inclusión fue vital para el municipio, por lo que también se donó una silla oruga para permitir que todos los interesados puedan acceder al tercer piso del templo.

Por todo lo anterior fue el dueño de casa, el Obispo Juan Díaz Calderón, manifestó que “éste ha sido un esfuerzo de muchas personas, donde agradecemos especialmente de los recursos que nos entregó el Consejo de cultura y las artes, así que es una bendición, así como el equipo de profesionales que trabajaron por cuatro meses para hacer patrimonio en este lugar típico de la ciudad. Para mí como dueño de casa estoy muy feliz por ello gracias a Dios y a todos los que hicieron posible que esto sea una realidad”.

La comunidad evangélica porteña colaboró enérgicamente, de manera que todos los asistentes pudieran aprovechar al máximo la ocasión. “No sumamos también al festejo de Valparaíso en su aniversario como seda patrimonial, razón por la que desarrollamos este tipo de actividades y convocamos a la iglesia y a los pastores para darle el realce que esto significa, entendiendo que el hecho de que sea una ciudad patrimonial nos atañe a todos los ciudadanos incluyendo el aporte que hecho a la iglesia todos estos años”, afirmó Alonso Aquino, presidente de la Fundación Valparaíso Evangélico.

Ver además

Ministerio de Economía llama a visitar portal CompraPyme y apoyar a emprendedores

Hasta el restaurante Marco Polo ubicado en la ciudad de Valparaíso llegaron el subsecretario de …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *