Inicio / Regional / Cientos de jinetes dieron vida a la Fiesta de Cuasimodo en Rodelillo

Cientos de jinetes dieron vida a la Fiesta de Cuasimodo en Rodelillo

Nuevamente, fueron cientos los jinetes y pobladores del sector de Rodelillo los que se encargaron de avivar la Fiesta de Cuasimodo, evento tradicional que cumple 25 años de trayectoria y es organizado por la Municipalidad de Valparaíso y el Club de Huasos de Rodelillo.

La popular caravana que visita a los enfermos de la zona se dio cita en la cancha Elefantes Blancos, lugar en que el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, destacó al jinete, collera y vehículos más vistosos de la fiesta, así como al jinete más pequeño y a los más antiguos.

El máximo edil porteño destacó la organización de la celebración y, con ello, a quienes les dan vida. “Esta es una hermosa tradición que se mantiene en la parte alta de Rodelillo, en donde vivimos una nueva versión de la misma. Contamos con la colaboración de muchos huasos que forman parte de esta verdadera caravana que visita a los enfermos de esta parte de la ciudad. Ahora estamos en la Cancha Elefantes Blancos, donde llegan todos los jinetes y participan de un almuerzo comunitario”, señaló.

Desde muy temprano, los huasos y jinetes de todas partes de Valparaíso se reunieron en la parte alta de Rodelillo para ir en caravana a visitar a los enfermos. A continuación, celebraron en comunidad alrededor de un almuerzo ecuestre y una Fiesta Ecuestre, donde se hace una presentación de los huasos y se elige al mejor en destrezas sobre el caballo.

Algunos de los más entusiasmados en participar son los más pequeños, aquellos que son hijos de populares jinetes que emocionados, esperan su participación. “Yo preparo casi todo el año esta fiesta, y siempre me encuentro con niños que participan que me preguntan cuándo vamos a hacer la fiesta del Cuasimodo. Ahora ven como se preparan ellos y preparan sus caballos, lo que es la idea, ya que involucrarlos a ellos permite que esto pase de generación en generación”, sostuvo Milton Barra, presidente del Club de Huasos de Rodelillo.

Asimismo, quienes han perdurado a través de los años en esta celebración son quienes más recuerdos conservan desde sus inicios, aprovechando la instancia para evocar aquellos tiempos. “Nosotros estamos desde niños en el Cuasimodo, somos huasos desde que íbamos a la parte alta a ver a los animales junto con mis hermanos, primos y sobrinos. Empecé con 15 años, cuando iba con mis padres quienes también eran huasos”, afirmó María Escobar, premiada por su trayectoria.

Todo inició cuando los curas desde hace más de 25 años atrás, visitaban a los enfermos que se veían imposibilitados de comulgar, el domingo después de Pascuas. A varios de ellos los asaltaban debido por las altas horas que alcanzaban peregrinando por la ciudad, razón por la cual los campesinos se reunieron y decidieron acompañar a los curas en su deber. Esta celebración cobra verdadera importancia a nivel nacional cuando en 1987 el papa Juan Pablo II visita Chile y la declara como “el verdadero tesoro del pueblo de Dios”.

Ver además

Lanzan plataforma para potenciar ventas online de las pymes

Para destacar el rol de las pequeñas y medianas empresas en la economía local y …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *