Inicio / Nacional / Plan piloto de salud devolverá la sonrisa a internas de Valparaíso

Plan piloto de salud devolverá la sonrisa a internas de Valparaíso

En total son 30 las mujeres privadas de libertad que están cumpliendo una condena en el Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Valparaíso y que este año volverán a sonreír sin miedo a que les miren su dentadura.

Se trata de dos grupos de reclusas, cada uno compuesto por 15 mujeres,  que forman parte del programa piloto de Prodemu denominado “Volver a Sonreír”. La iniciativa comenzó a ejecutarse a fines del año pasado en el Complejo Penitenciario de Valparaíso y este martes se dio inicio a la parte de atención clínica, la que se extenderá hasta el mes de noviembre, fecha en que todas las internas ya contarán con una nueva prótesis dental.

Maritza Silva es una de las 30 privadas de libertad que forma parte de este Programa y para ella esta posibilidad simplemente le cambiará la vida

“Es otra cosa que uno tenga su dentadura, porque la dentadura es lo principal. Estoy feliz, le conté a mi hija feliz. Yo tenía pensado, al salir de aquí, conseguirme una platita y hacerme una prótesis. No tener sus dientes igual da vergüenza, aunque yo ya me había acostumbrado, pero que le pongan a uno un prótesis es lo mejor, lo mejor”.

La primera etapa de “Volver a Sonreír” consistió en la selección de las participantes, quienes debían cumplir con una serie de requisitos, entre ellos el que no cumpliesen con su condena antes de fin de año. De esta manera se aseguraba que pudiesen terminar el tratamiento odontológico. Posteriormente, las seleccionadas debieron asistir a entrevistas psicológicas y clases de salud dental.

El odontólogo del establecimiento penitenciario porteño, Jaime Briones, explicó el objetivo del Programa.

“Consiste en rehabilitar protésicamente e integralmente a 30 internas. (Se han hecho) charlas psicológicas, de educación dental y comenzamos con la parte clínica integral: obturaciones, exodoncia, limpieza; van a quedar impecables. Me comprometí a que comienzo este martes con ellas”.

Por su parte el director regional de Gendarmería, coronel Álvaro Rivera Andrade, destacó la importancia de que las y los privados de libertad puedan acceder a iniciativas como estas que “además de entregar una significativa ayuda en la salud dental de las mujeres, tiene un valor aún más significativo en el autoestima de las favorecidas con este Programa. Esto es tan trascendental que puede dar la confianza necesaria para que las mujeres se atrevan a salir a buscar trabajo y logren reinsertarse laboralmente”.

La directora regional de Prodemu, María Isabel Molina, afirmó que “considero fundamental para la reinserción familiar, social y laboral de las mujeres privadas de libertad la salud bucal. Prodemu está convencida que la enfermedad bucal no solo tiene impacto sobre el bienestar físico y la autoestima de las personas, sino que tiene repercusiones económicas y en el caso de las mujeres el efecto puede ser aún mayor”.

A este programa de salud se suma el iniciado durante el mes de mayo en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Felipe y ejecutado por la Universidad de Valparaíso en conjunto con otras 13 entidades del Valle del Aconcagua. La iniciativa viene a complementar la atención médica entregada por Gendarmería y, si bien se enfoca en la población penal, también atiende a los funcionarios del servicio.

Ver además

Proyecto espacial chileno busca proteger el futuro de la astronomía nacional

Fue hace poco menos de un mes que un grupo de científicos chilenos vinculados a …